organizadores-de-xv-años

Sin categoría

¡Una quinceañera que no sabe bailar!

24 Nov , 2017  

Hace 12 años, un día como hoy, pero de 1990 -una efeméride de mi vida- celebre mis 15 años, claro que en 2005 era viernes. Recuerdo que antes de que yo diera luz verde a la fiesta mi mamá ya estaba buscando organizadores de xv años, aunque yo realmente tarde mucho en decir que sí.

 

La razón por la que no me decidía por aceptar una fiesta de 15 años, era porque también quería viajar, pero al final mis tías -hermanas de mi madre- me convencieron de que después, cuando trabajará y fuera exitosa, yo podría pagarme ese lujo. Doce años después y sigo sin salir de México…

 

Como sea, de las primeras cosas que vimos fue la de conseguir un coreógrafo y escoger la música para mis bailes, el pequeño problema era que yo tenía la gracia de un mono con sombrero, un mono que no tenía nada de coordinación y bailar era un concepto desconocido para mí. Así que, para tapar ese gran agujero negro de la fiesta, mis progenitores decidieron contratar una empresa que pudiera crear un gran ambiente -estaban convencidos de que yo no daría una- así que llamaron a Bau Haus.

 

Debo aceptar que acertaron en su decisión, no porque yo fuera un fracaso -que sí lo fui- sino porque la fiesta siempre estuvo siempre animada y me divertí, al igual que cada uno de mis invitados. Entonces, ahí estaba yo con mi cuerpo a medio desarrollar tratando de lucir sexy mientras sonaba una canción de merengue que yo no escogí, pero que sonaba muy bien.

 

Lo cierto es que la única razón por la que accedí a tener mi fiesta fue porque quería un vestido de princesa y lo obtuve: un precioso vestido de color oro viejo en el corset y verde olivo en la falta. Recuerdo que, junto a mi abuela, mi bisabuela -sí, seguía viva-, mi prima, mi madrina y mi madre recorrí miles de tiendas en el centro, un mes antes de comprar el vestido, para probar. Cuando volvimos no había ni un solo modelo igual, así que termine adquiriendo uno diferente.

 

Como sea ese día, si bien no fue el mejor, si lo recuerdo con una gran sonrisa, porque me divertí como nunca y cada vez que me quiero burlar de mi nula gracia, pongo la película en mi Play Station y le doy inicio.

 

¿Ustedes tuvieron fiesta de 15 años? ¡Cuéntenme su experiencia! Y no olviden dar LIKE y COMPARTIR, para que otras quinceañeras no se sientan mal con sus fiestas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *